Cómo instalar un grifo monomando

Un cambio en la decoración o diseño de un baño o cocina no siempre implica hacer una gran inversión de dinero o una remodelación absoluta; en ocasiones basta con instalar un nuevo grifo para mejorar el aspecto y la funcionalidad.

Como pieza fundamental de cocinas y baños, en cuanto a grifos podrá encontrar una gran variedad de modelos y diseños a diferentes precios. Si aún no sabes cuál escoger, no importa; pues hoy pondremos a tu disposición una serie de sencillos pasos sobre cómo instalar un grifo monomando.

¿Qué es un grifo monomando?

No es más que un grifo, comúnmente usado en duchas, fregaderos y lavabos, que permite regular el flujo de agua fría y caliente a través de un único mando. Aunque en materia de grifería han surgido nuevos modelos e innovaciones tecnológicas, el monomando sigue siendo práctico, elegante  y funcional.

¿Cómo funcionan los grifos monomando?

Consta de dos mangueras que permiten el paso de agua fría y caliente uno a cada lado grifo; mientras el mando del grifo se encuentre completamente hacia abajo, no habrá ningún flujo de agua pues ambos pasos de agua estarán bloqueados. Una vez levantado el mando a través de su rótula, el agua pasará libremente.

El control de flujo de agua fría o caliente se obtiene al girar la rótula a uno u otro lado del grifo mientras esté abierto. Si el mando está centrado saldrá agua fría y caliente con igual intensidad; mientras que dependiendo de hacia que lado esté orientado el mando variará la cantidad de agua fría o agua caliente; permitiendo de ese modo controlar la temperatura deseada.

¿Qué necesitas para instalar un grifo monomando?

Por lo general los sistemas de grifería incorporan los elementos necesarios en un kit de instalación; por lo que sólo requerirá una llave ajustable, un destornillador, una toalla de limpieza y en algunos casos una linterna.

Instala paso a paso el grifo monomando

  1. Una vez cerrado el paso de agua a través de las llaves, libere con la llave ajustable las tuercas que mantienen sujetas las mangueras. Teniendo cuidado de limpiar con una toalla o paño de aseo el agua remanente en la tubería.
  2. Luego, si es el caso, procedemos a desinstalar el grifo actual, retirando con ayuda de una llave inglesa la rosca que sujeta el grifo por debajo del fregadero o lavabo. Cerciórese del buen estado de las conexiones y tuberías inferiores antes de comenzar la instalación del nuevo grifo.
  3. Instala la manguera o latiguillo del nuevo grifo, aunque puede ser la misma del grifo anterior, algunos modelos no concuerdan para los grifos monomando. Verifique que el ajuste sea firme y uniforme, y si es necesario utilice una llave ajustable.
  4. Asegúrese de instalar la junta o seguro de estanqueidad en la parte inferior del grifo para asegurar la instalación y evitar filtraciones.
  5. Inserta el vástago a través del agujero donde estará la base del grifo. Verifica que esté muy bien sujeta a la base con los correspondientes tornillos.
  6. Introduce en la parte superior del fregadero, una a una las mangueras correspondientes al nuevo grifo, enroscándolas cuidadosamente para que ajusten a la perfección.
  7. Retira cualquier residuo o sucio de la tina del fregadero para no obstruir las juntas de estanqueidad.
  8. Coloca el grifo monomando halando ambas mangueras hacia abajo. Introduce las juntas y roscas de sujeción en el vástago.
  9. Asegura el vástago con las tuercas, apretando con la llave ajustable para evitar que se suelte o quede mal ajustada.
  10. Verifica que ambas mangueras estén del lado que corresponde (izquierda para agua caliente y derecha para el agua fría). Asegura con las mangueras con sus tornillos y ajusta con una llave ajustable. Muchas veces no es necesario el uso de teflón.

Una vez recogido cualquier residuo estamos listos para abrir la llave y verificar que todo está correctamente instalado, que no hayan filtraciones de agua, que las juntas estén bien ajustadas y el monomando funciona correctamente.

En caso de algún detalle, siempre puedes cerrar el paso de agua y verificar; por lo general una pequeña filtración se soluciona con la revisión del ajuste.

Así, estos 10 pasos te permitirán instalar un grifo monomando en tu hogar fácil y rápido.